23/10/2017
Por primera vez en la Argentina

La Conferencia Internacional sobre Datos de Alimentos tuvo lugar en Buenos Aires

El encuentro fue organizado por FAO_e INFOODS –la red internacional de sistemas de datos sobre alimentos- y se desarrolló del 11 al 13 de octubre en el Centro Cultural de la Ciencia, ubicado en el Polo Científico Tecnológico del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Bajo el lema “De la composición de los alimentos a mejores políticas y programas en nutrición y agricultura”, congregó a destacados especialistas de todos los continentes con el objetivo de intercambiar experiencias sobre las actividades de generación y recopilación de datos sobre composición de alimentos y sus aplicaciones en las diferentes áreas, tales como nutrición, salud, biodiversidad, tecnología de alimentos, biotecnología, políticas alimentarias, educación en nutrición y alimentación, y programas y políticas agrícolas.


Con el apoyo de INFOODS y del Comité Científico Internacional, el comité organizador fue presidido por la Dra. Norma Samman, prestigiosa investigadora de la Universidad Nacional de Jujuy y del CONICET. Samman dio la bienvenida a los participantes “que vienen a compartir su experiencia y conocimientos, a profundizar el estudio de nutrientes y otros componentes de los alimentos con la esperanza de que ello impacte en mejoras de la alimentación, la salud y la calidad de vida de toda la población”. La investigadora afirmó que muchas regiones y países están avanzando con éxito en la concreción de sus tablas y bases de datos de composición de alimentos, “pero otros están todavía en camino aunando iniciativas para alcanzar este objetivo. Para ello necesitamos esfuerzos técnicos y científicos, apoyo de nuestros gobiernos, equipos capacitados en composición de alimentos en las organizaciones nacionales, y presupuestos para sustentabilidad”, resaltó. 

 

Por su parte, Ruth Charrondiere, Coordinadora de INFOODS, resaltó que los datos y programas sobre composición de alimentos son esenciales para generar políticas de nutrición con un enfoque basado en la evidencia. “Vamos a un buen paso hacia el objetivo de conocer la composición de la mayor parte de los alimentos que se producen y consumen, y tenemos herramientas y estándares para producir y publicar estos datos de acuerdo a estándares internacionales”, afirmó. Según Charrondiere, en los últimos años muchos profesionales e instituciones han tomado conciencia de la importancia de contar con datos de composición de alimentos con el objetivo de tomar decisiones sustentables en el campo de la nutrición y la agricultura, “y así reducir todas las formas de malnutrición con un perspectiva a largo plazo y para usar eficazmente los recursos con el fin de producir los alimentos necesarios para los humanos y animales de una manera sustentable y amigable con el ambiente”. Sin embargo, en su mensaje de bienvenida también advirtió a los asistentes que: “Muchas de nuestras tablas  y bases de datos de composición de alimentos son todavía muy incompletas. Hay muchos datos viejos que incluyen sobre todo a alimentos crudos, mientras faltan datos de alimentos cocidos, alimentos con marca, alimentos biodiversos o recetas, o solamente se incluyen algunos nutrientes. Todavía no producimos tablas o bases de datos de acuerdo a las necesidades de los usuarios que diseñan e implementan programas y políticas en nutrición y agricultura para contribuir al cambio los alimentos que se producen y consumen por aquellos con un contenido de nutrientes y no nutrientes saludable”.
 
La conferencia presentó un interesante programa que incluyó nueve sesiones orales y numerosos trabajos en póster, todos enfocados en temas de gran relevancia, en particular sobre los aspectos que pueden mejorar la composición de los alimentos y sus aplicaciones. 
 
 
 
Norma Samman
Se necesita la decisión de formar un equipo coordinado por el Gobierno Nacional y comenzar a trabajar con lo que ya existe”.
 
¿Cuál es la importancia de esta conferencia?
Esta reunión se organiza cada dos años en diferentes lugares del mundo y es la primera vez que se hace en la Argentina. Se trata de la única conferencia internacional que reúne a representantes de muchos países para intercambiar experiencias en todo lo relacionado con generación, compilación y uso de datos de composición de alimentos, asegurando la buena calidad de la información y difundiendo las posibles aplicaciones en las diferentes áreas: nutrición y salud, rotulado nutricional, comercio internacional, metas alimentarias para los países, biodisponibilidad de nutrientes, composición de plantas o animales modificados genéticamente para hacer la equivalencia sustancial, formulación de alimentos en la industria alimentaria, etc. Hay muchísimas áreas de aplicación. Continuamente surgen nuevas problemáticas que en esta conferencia se discuten, se profundizan, se proponen regulaciones y se plantean proyectos para avanzar en todos estos campos. 
 
¿Qué organizaciones organizan y respaldan la conferencia?
A nivel internacional es INFOODS –International Network of Food Data System- que está bajo el patrocinio de FAO y que tiene su sede en Roma. Esta red tiene centros regionales en todo el mundo. El que corresponde a nuestro país es LATINFOODS, que abarca desde México hasta la Argentina, incluyendo el Caribe. A nivel nacional, las instituciones representativas varían alrededor del mundo. En Chile, por ejemplo, está CAPCHICAL, que es el Capítulo Chileno de LATINFOODS y que agrupa a casi todas las universidades del país, varias cámaras industriales y el Ministerio de Salud. En nuestro caso el Capítulo Argentino es ARGENFOODS, que solamente está formado por varias universidades, entre ellas la UBA, la UNMP, de Jujuy, de Salta, de Tucumán, de la Comodoro Rivadavia. Lamentablemente no hemos logrado la conexión con las industrias ni con el estado, a pesar de que hicimos varios intentos a nivel nacional a lo largo de los años. 
 
¿Ya contamos con un banco de datos de composición de alimentos argentinos?
Ejecutamos un proyecto subsidiado por FAO entre la Argentina, Chile y Paraguay en el cual generamos muchas herramientas y personal capacitado. El objetivo final del proyecto era que los tres países tuviéramos instalada la base de datos de composición de alimentos de cada país. Pero por cambios en las estructuras de gobierno no la pudimos instalar. Ahora las universidades que formamos ARGENFOODS hemos presentado un Proyecto de Ley en el Senado donde se define la instalación de la base de datos en una institución estatal, la cual deberá ser establecida cuando se reglamente la Ley. El proyecto ha sido aprobado por las comisiones de Salud y de Agricultura pero la Ley no ha sido aprobada todavía. Estamos esperando la decisión política. 
En ARGENFOODS estamos trabajando con funcionarios del Ministerio de Agricultura y del Ministerio de Salud para llevar adelante el proyecto y lograr que la base de datos se instale en alguno de los dos, o en una institución conjunta de ambos. Los ministerios serían los primeros beneficiados en disponer de esta información para implementar políticas públicas, como orientar la producción de alimentos, tomar decisiones de nutrición y salud, tener datos para ayudar en la próxima encuesta alimentaria que se haga en el país, etc.
El país dispone de datos que se generan en universidades, de proyectos con la FAO, de publicaciones, datos que se generan en el INTI y en el INTA, etc., pero que no están compilados. Están dispersos cuando en realidad son un recurso muy importante. Tenemos que reunirlos en una base de datos que se ponga a disposición de todos los usuarios de las diferentes áreas que los requieran. Se busca que sean un bien público de uso libre. Se están generando datos, tenemos tecnología analítica, recursos humanos formados, un software diseñado en la Universidad de Jujuy para compilar datos, evaluarlos y ofrecerlos en forma ordenada. 
 
¿También hay datos de alimentos ancestrales?
Hay datos de todos los alimentos. En la Universidad de Jujuy tenemos analizadas 107 variedades de papas andinas, 14 variedades de amaranto con diferentes características agronómicas y nutricionales, estamos caracterizando 12 razas de maíces andinos, trabajamos con yacón, con oca, con chía, etc. Podríamos decir que los alimentos ancestrales son los que están más caracterizados y analizados en este momento.  Pero además hay muchos otros alimentos analizados a partir de trabajos de caracterización química y nutricional en estudios de tesis doctorales, tesinas de grado, de análisis realizados por iniciativa de cámaras de productores de diferentes carnes, que necesitan la información para valorizar sus productos. Se necesita la decisión de formar un equipo de trabajo coordinado por el Gobierno Nacional y comenzar con lo que ya existe.
 
Los alimentos van cambiando a lo largo del tiempo…
Hay que proyectar a futuro, los alimentos cambian día a día, sobre todo los procesados. Hay que ver la composición, la cantidad de sal, la presencia o no de grasas trans, etc. Para eso hay que hacer análisis y trabajar en la composición. Es muy importante trabajar en esta herramienta de un banco de datos. Es una contradicción que la Argentina sea un país productor de alimentos y que no cuente con su propia base de datos. Ocurre en las universidades que a la gente que viene trabajando durante muchos años le toca retirarse y los que vienen atrás tienen otras prioridades o intereses, entonces se pierde la continuidad, mientras que si este trabajo estuviera dentro de las políticas de gobierno contaría con sustentabilidad económica y un desarrollo permanente. 
 
El desafío es más institucional que técnico
En la técnica siempre hay que avanzar. Hay nuevos desarrollos, nuevas tecnologías, detección de compuestos que antes se consideraban nocivos y que ahora se descubre que son positivos para la salud, etc. Tenemos información disponible,  infraestructura analítica y gente formada para llevar adelante un banco de datos de composición de alimentos, sólo falta la decisión oficial de coordinar y darle sustentabilidad en el tiempo. 

Comentarios
No hay comentarios aún
Escriba un comentario
Para poder escribir un comentario, debe ser usuario registrado.
 
CopyRight Publitec | Todos los derechos reservados
Tejedor 557 -
CABA (1424) - Argentina
TEL.: (54 11) 4922-6881/5137/3849/4885 -